Subarriendo sin nuevas antenas

shadow

C/ Cuenca, 39 VALENCIA

Solitel detectó en este edificio un subarriendo a Orange que la Comunidad ni sospechaba. No había nuevas antenas ni aparatos a simple vista que dieran una pista de que Vodafone permitía compartir azotea a Orange. Este subarriendo violaba la cláusula octava del contrato de alquiler suscrito con Vodafone, que obligaba a la operadora a notificar cualquier subarriendo. Al no haberlo hecho, Solitel vio una oportunidad para forzar un incremento de renta. O eso, o la resolución del contrato por incumplimiento y las dos operadoras a la calle. Y Solitel logró un 250% de subida de renta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pulsa "ACEPTAR" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies